Curiosidades del vino 

 

Vino de Hielo (Eiswein o Icewine)

      

 

 

¿Qué es el vino de Hielo ó Icewine?

Se trata de un vino elaborado principalmente en Países como Austria y Alemania. Son vinos dulces, aromáticos y con una acidez muy intensa y característica. Hasta ahora se han utilizando variedades blancas como Riesling y Gewüstraminer, y hoy inician su andadura bodegas experimentando con nuevas variedades como Chenin Blanc, Pinot Blanc, Chardonnay, Semillón... y hasta nuestro amada Verdejo.

¿Cómo se elabora éste tipo de vino?

Se parte de uvas recolectadas o vendimiadas después de producirse una helada ó congelación de las bayas (entorno a -7 y -13 º). La finalidad de coger la uvas congeladas, es que se concentren así todos sus azúcares. A continuación y en esa madrugada se trasladan estas bayas congeladas a la bodega, dejando el lagar abierto para mantener así las bajas temperaturas. Rápidamente se prensan separando así su mosto "ultra-concentrado " de los cristales en forma de hielo. De ahí que se obtenga un mosto blanco con una concentración alrededor de un 28 % de su peso en azúcar.

¿La fermentación es como la de un vino Blanco?

No, la fermentación en esta vinificación es bastante lenta, por su alta concentración de azúcares, pudiéndo llegar a durar su fermentación alcohólica bastantes meses. Hay que destacar que durante la fermentación las células mueren o se colapsan por el alto contenido en azúcar unido al alcohol. De ahí que su característico dulzor y bajo grado alcohólico se deba al no poderse fermentar todo el azúcar en alcohol.

¿Conoces alguna Bodega en España que lo haga?

Afortunadamente os he de decir que sí, La Bodega Vidal Soblechero de la Denominación de Origen Rueda, realizó y comercializó este tipo de vinificación sobre la Verdejo en el 2008. !Extraordinaria apuesta!

 

 

¿Es influyente el diseño de las botellas?


Si atendiéramos a la realidad, es verdad que más del 85 % de la población, no tiene el conocimiento suficiente para distinguir muchas de las cualidades que aportan los vinos. Lo que sí está claro, que el consumidor si sabe realmente, cuando un vino le gusta o no, cuando le resulta alcohólico, cuando le raspa en la garganta, o tal vez le resulta ácido, o simplemente le parece que este vino se agarra etc.

Hoy en día, el mercado se cubre cada vez con vinos de más calidad, fruto de una especialización enológica que reside en una mayor competencia en el sector vitícola Español y Mundial.

Una estrategia clara en las ventas, es la variabilidad en el marketing, y el diseño embellecedor de algunas botellas, que casi impacta y te atrapa con sólo verlas.

Pienso que hay Bodegas clásicas, cuyas botellas son altamente reconocidas o casi un estandarte, y que resultaría casi un sacrilegio modificar su etiquetado, forma y su filosofía por la que se la reconoce.

Por el contrario cada año se abren nuevas Bodegas, en un campo cada vez más complicado, donde a veces cuesta que su calidad sea reconocida como se merece. Desde mi punto de vista, están nuevas iniciativas, tendrán que mirar de reojo los nuevos mercados, donde recurran a diseños cada vez más modernos, galanes, que sepan conquistar con su mirada y siempre respaldadas por un jugoso interior.

 

El olfato

 


A veces pensamos, que lo fundamental en la liturgia de la cata, es la fase del gusto o apreciación o cualidades del vino en la boca. El Olfato, que nos puede parecer en un primer lugar, como uno de los sentidos de la cata algo discreto, realmente si nos juega un papel tremendamente importante a la hora de evaluar o analizar un vino u otra bebida.

Cuando olemos un vino, no sólo percibimos sus virtudes, impronta varietal o fase de crianza, si no que nos habla de sus defectos, modo de elaboración, su conservación o su ciclo de vida.

Con el olfato se agudizan aún más los sentidos, se obtiene un resumen de su vida, de su baya originaria, de su terroir, su ciclo de maduración, su estado actual y su posible evolución con el paso de los años.

En el olfato, es verdad que juega un papel muy importante la memoria y el aprendizaje. Lo que si queremos dejar claro, es que todos de verdad, somos catadores, algunos más o menos entrenados, pero sí sabiendo que todos somos capaces de detectar un defecto o virtud del vino, pero con el inconveniente de que a veces no sabemos expresarlo. Todo en la vida, es un don, por el que tenemos que empaparnos y dejarnos enseñar por gente que ya ha agudizado sus sentidos.
 

 

¿Porqué brindamos antes de beber?

                                                              

 

Son pocos los que conocen el verdadero origen de este acto de chocar las copas en fiestas, ceremonias o reuniones de amigos y compañeros. Para captar el auténtico significado del Brindis, tendríamos que recurrir a los letigeos del pasado, para ser más exacto a la Época Media o Época Romana, donde en las numerosas fiestas ó bacanales, el vino siempre hacía acto de presencia.. .

El acto del brindar constituía, fuente de seguridad o algo imprescindible para el Emperador o alto cargo militar, donde trataban de impedir ser envenenados. 

Una escena donde los mandamás, levantaban sus copas al aire y las chocaban bruscamente con las de sus sirvientes. Este fuerte impacto entre copas, aseguraba que su vino se derramara sobre las demás, entonces es cuando el mandatario obligaba  a sus súbditos o esclavos a que bebieran antes que ellos,  si su copa estaba envenenada…. El sirviente fallecía.

En la actualidad esto pega un vuelco, ¡menos mal! y ya no se habla de envenenamientos y cosas extrañas, sino de un acto de felicidad y deseo para el prójimo. El característico ruido del brindis  ó “Chín-chín” de las copas, hay quien piensa que es meramente un manera de incluir a la cata (vista, gusto, tacto, olfato) su quinto sentido que es el oído.

 

!La Química del vino!

 

 

Todos hemos oído alguna vez la afirmación de que el vino tiene química. ¡Es verdad!, ¡sería mentira desmentirlo!. Yo como enólogo,  debería corroborarlo si no fuera porque, la cantidad de química que pude presentar un vino en su composición es casi inexistente o reducida a trazas casi infinitesimales.

Al hablar con muchos agricultores y gente que piensa  que esta química es realmente un problema, al final poco a poco vamos concienciándolos,  de que “el único producto no natural” que se adiciona al vino, es el sulfuroso ó producto que ellos también adicionan a sus viñedos, para prevenirlos de la aparición de ciertas enfermedades de hongos, parásitos, criptogámicas, que pueden afectar al discurrir normal de sus viñedos y su producción de uva.

El sulfuroso que se adiciona a una botella de vino, para que la gente se oriente (Es casi la mil parte de un gramo), o lo que es lo mismo decir 200 veces menos la cantidad del contenido de una cucharilla de café.

El sulfuroso en condiciones de uso racionales; simplemente nos evita que nuestro vino se oxide, además de ser un antiséptico/antimicrobiano para levaduras y bacterias indeseables que nos pueden hacer estropear nuestro vino, que tanto trabajo nos ha costado hacerlo.

Por este  motivo, hemos querido explicaros, como el vino, no tiene sustancias extrañas o productos que puedan afectar a nuestra salud. La mayoría son de origen natural, salvo un medio protector como es el sulfuroso, que nos protege y asegura la vida de algo tan importante como es nuestro amor por el vino.

 

Rarezas en el sector del vino

                                                          


 

Es vedad, que cada vez nos encontramos con más rarezas en el sector del vino. Muchas son tremendamente placenteras, incluso un deleite para él paladar y otras, que simplemente  buscan la novedad o abrirse un hueco en un mercado algo copado de marcas y/o productos similares.

Sería casi impensable no mencionar, como curiosidades del vino, algunas nuevas apuestas, proyectos ilusionados, que impactan y que para nada nos han dejado indiferente al consumidor o amante del vino.

Algunas de las modernidades que nos han cautivado un tiempo atrás son:
Desde cavas o espumosos con pepitas de oro (¡Todo un deleite para personas que quieren llamar la atención con un regalo más que sugerente!).  La venta de “vino en polvo” (utilizado como complemento alimenticio -aderezo de salsas, además de ser también fuente utilizada para elaborar distintos productos cosméticos). Otro destacado es el La Reciente aparición de vino “Sin” o vino sin alcohol (que nos protege de los temidos controles de alcoholemia). El culto a la Biodegradabilidad con “Coches que funcionan con vino blanco y queso” (Como el utilizado por el Príncipe de Gales).

Estas y muchas más son las curiosidades que han hecho mella en nosotros, pero creemos que poco a poco se hace un mundo, y por os las iremos desvelando con el tiempo….

 

Frases históricas del vino

                    

Éstas son sólo algunas de las miles de frases y refranes escritos por grandes ilustres sobre la palabra vino. Nosotros hemos seleccionado algunas que para nosotros son claro reflejo de el más puro sentimiento por el vino.

Winston Churchill (Político Británico, II Guerra Mundial):
El alcohol me ha dado más que me ha quitado

Platón (Filósofo griego, alumno de Sócrates y maestro de Aristóteles):
En el vino está la verdad.

Autor desconocido:
En invierno no hay más abrigo que una copa de buen vino

Omar Khayyam (Poeta, astrónomo y matemático):
Si los amantes del vino y del amor van al infierno..., vacío debe estar el paraíso.

Robert Pirsig (Popular escritor estadounidense):
Me gustaría ser todo de vino y beberme yo mismo.

George Brassens (Cantautor francés):
El mejor vino no es necesariamente el más caro, sino el que se comparte.

Autor Desconocido:
Quien poda en mayo y alza en agosto, ni coge pan ni mosto

Gustav Mahler (Compositor y Director de orquesta austriaco):
Un vaso de vino en el momento oportuno, vale más que todas las riquezas de la tierra.

Alejandro Dumas (Novelista y dramaturgo):
La comida es la parte material de la alimentación, pero el vino es la parte espiritual de nuestro alimento.

Eurípides (Uno de los tres grandes poetas trágicos griegos):
Donde no hay vino no hay amor.

Autor desconocido:
Come niño y crecerás, bebe viejo y vivirás

Ernest Hemingway (Escritor y periodista estadounidense):
El vino es la cosa más civilizada del mundo.

Benjamin Franklin (Político, científico e inventor estadounidense):
El vino hace la vida más fácil y llevadera, con menos tensiones y más tolerancia.

Nicanor Parra (Poeta Chileno)
El vino cuando se bebe con inspiración sincera sólo puede compararse al beso de una doncella.

Omar Khayyam (Poeta, astrónomo y matemático)
El vino es color de rosa. Quizás no sea la sangre de la vid, sino la sangre de las rosas.

Autor desconocido:
Con pan y con vino se anda el camino

Thomas Fuller (Clérigo y escritor Británico)
El vino tiene ahogado a más hombres que el mar.

Paul Carvel (Escrito y editor belga)
Incluso un ateo puede estar de acuerdo en que un buen vino es la bebida de los dioses.

Bernardo Piuma
El que al mundo vino y no toma vino, ¿a qué vino?